Hipoactividad: Deficit atencional en niños

¿Qué es el déficit de atención hipoactivo?


Como lo menciona «Prada», el niño que presenta DA con hipoactividad, tiene una deficiencia para efectuar un procesamiento cognitivo o un razonamiento estratégico.

El niño es sumamente tranquilo (hasta pasa inadvertido) y cuando realiza alguna actividad sea recreativa o pedagógica, es lento y sus reacciones ante una respuesta siempre llegan a destiempo.

El desarrollo del deficit atencional se puede presentar al inicio de la infancia y prolongarse hasta la adultez, algunas de las características son las siguientes:

  • Falla en sostener la atención a detalles o comete errores por descuido en su trabajo escolar.
  • Tiene dificultad en sostener la atención en actividades o juegos.
  • Parece no escuchar cuando se le habla directamente.
  • No sigue instrucciones y no termina sus trabajos.
  • Tiene dificultad para organizarse.
  • Evita y le desagrada las tareas que requieren de atención sostenida.
  • A menudo pierde cosas necesarias para la actividad escolar.
  • Fácilmente distráctil.
  • Se le olvidan a menudo las cosas. 
 

Síguenos en:  https://www.instagram.com/maestra_lumbrera/

Esta es una fuente de preocupación para los padres y docentes, ver a un niño que presenta hipoactividad eso es muy preocupante ya que tienen una disminución de la función normal de un órgano y disminución del funcionamiento de una capacidad. Por eso es importante, detectarlo a tiempo.

 

 

Referencias: http://tratamientdehipoactividadporfaby.blogspot.com/

¿Cómo influye el ambiente familiar en los niños? 5 tips para mejorar

La influencia de la familia interviene en el desarrollo afectivo  del niño o la niña, le da confianza en si mismo y en los demás, empezando por los propios padres.

También intercede en la formación de la función sexual. El niño empezará a conocer la diferencia de sexo en sus propios padres o hermanos.

Los hábitos y las costumbres se forman en la familia.

El desarrollo de la inteligencia también es, en parte, influjo de la familia. Los niños tendrán mayor capacidad si tienen un ambiente familiar estimulante y motivador.

Toda esta influencia familiar es posible gracias a dos factores:

  • Uno material, que se refiere a las características de la vivienda, los juguetes y los libros que existen en el hogar, todo aquello que se utilizara para motivar al niño.
  • Otro afectivo, es decir, relativo a las relaciones que se establecen entre los miembros: si es el padre solo el que estimula a los niños, o si estos juegan solos, por ejemplo.

5 tips para mejorar

De las relaciones que se dan entre padres e hijos las que mas interesan en este apartado son las relaciones que forman actitudes educativas:

  1. Fomentar la expresión de los deseos de cada componente de la familia.
  2.  Evitar tensiones fuertes que ataquen la personalidad del niño.
  3. Mantener la estabilidad en cuanto afectos de los padres para con los hijos.
  4. Obtenerlos recursos económicos necesarios y suficientes.
  5. Mantener un ambiente dentro de la moral y los valores.

La Familia ejerce una gran influencia en el niño o niña, por ello, existe la necesidad de saber qué esa influencia debe estar dirigida para el buen desarrollo y que no provoque actitudes negativas en el niño.